Si quiere autorización para residir y trabajar en los Estados Unidos de forma permanente, necesita ser un residente permanente y obtener la famosa “Tarjeta Verde” o “Green Card”. Esto lo puede lograr de diferentes formas: Siendo patrocinado por un familiar que sea ciudadano de los Estados Unidos o residente permanente, o a través de ciertas categorías especiales; o  por un empleador en los Estados Unidos, que le haga una oferta de trabajo (algunas categorías requieren una certificación del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, que indique que los trabajadores extranjeros no estarán desplazando a trabajadores estadounidenses). Otros casos prioritarios son: los trabajadores muy calificados, aquellos con destrezas extraordinarias para ciertas profesiones, y los inversionistas/empresarios.

Otras maneras de obtener la residencia permanente serían: teniendo el estatus de refugiado o asilado, o por medio de otros programas humanitarios. Incluso en algunos casos usted puede solicitar su residencia permanente de manera particular, sin necesidad de patrocinador.

Los pasos para llegar a ser un residente permanente son diferentes para cada categoría y dependerán de si usted está actualmente residiendo en los Estados Unidos y necesita un ajuste de estatus previo a solicitar su residencia permanente, o de si usted está fuera de los Estados Unidos y necesita un proceso de varias etapas para obtener su residencia permanente.

Es importante que sepa que hay muchas otras formas de reunir las condiciones para obtener la residencia permanente de los Estados Unidos, por lo tanto si usted quiere saber si es elegible para obtener la residencia permanente o no está seguro acerca de cuál es la mejor vía de inmigración para su situación particular, visite nuestra página de LegalParaTodos para que podamos ayudarle a realizar los trámites y procedimientos  para que usted consiga su residencia permanente, y le puedan entregar lo antes posible su tarjeta verde o green card.